8/1/2020

El vecino de Trebujena Francisco Antonio Cabral gana una cesta valorada en 400.000 euros que incluye un piso en Chipiona, un barco, un coche Mercedes y una moto.

Pocas veces hacer un favor a un familiar salió tan rentable. Francisco Antonio Cabral, un joven vecino de Trebujena, volvía a su casa desde Sevilla después de hacer un favor a un tío que le había encargado que le ayudase a transportar unos árboles para su hija.

Después de la faena, volvía al pueblo con su familia cuando decidieron parar para desayunar. No sabían que la suerte les estaba esperando en la Venta El Pan, en Las Cabezas.

Era un día lluvioso y, la verdad, es que estábamos ya cerca de casa. Estuvimos a punto de no parar», rememora Francisco Antonio Cabral que reconoce que incluso barajaron desayunar en Trebujena. Sin embargo, la Fortuna es caprichosa y parece que estaba empeñada en favorecer a la familia gaditana. Así que los Cabral salieron de la autopista AP-4 que une Sevilla-Cádiz, a la altura de Las Cabezas de San Juan, y fueron a parar a la Venta El Pan.

No fue nada premeditado pero al llegar al Hotel Venta El Pan no tuvieron más remedio que reparar en la grandiosa exposición de la cesta de Navidad que sorteaban. Un yate de 5,5 metros de eslora, un Mercedes CLA, un piso en Chipiona, una moto, viajes al Caribe y otro a Disneyland París, y más de cien artículos entre móviles, ordenadores, electrodomésticos, relojes, bicicletas, jamones, quesos y una lista bien nutrida de embutidos y víveres variados. «Las papeletas tenían un precio de 5 euros y decidimos comprar entre todos tres para probar suerte», explica. «Este lunes por la noche me llamó mi tío y me dijo que mirara el boleto porque creía que era el premiado».

El ganador de la cesta debía tener el número que coincidiera en las cinco cifras con el cupón ganador del sorteo de la ONCE del 6 de enero de 2020... y todo parecía indicar que ese boleto era el de Francisco Antonio Cabral. «Empecé a buscar pero al principio no aparecía. Mi tío me decía que las tres papeletas eran números consecutivos y otras dos papeletas eran el 88572 y el 88573. Entonces le dije que tenía el 88571. Habíamos ganado la cesta. Nunca se me olvidarán los arbolitos ni esta Navidad. Aún lo estoy asimilando porque me han llamado de todos sitios y los vecinos no paran de felicitarme. Estamos muy contentos», explica exultante Francisco Antonio Cabral que además ha recalca que, desde que regresó a Trebujena de Madrid donde había estado trabajando durante seis años, todo son alegrías.

La cesta que ha ganado está valorada en unos 400.000 euros e incluye 40.000 para el pago de impuestos directos. Uno de los aspectos más destacados que ofrece es la posibilidad de contar con un abogado que asesorará a Cabral, por si le interesa más canjear los premios por su correspondiente precio en dinero. «Este martes he estado con mi familia en la Venta El Pan, hablando con Raúl Galán (gerente del establecimiento) y viendo un poco como va todo. Aún no sabemos que haremos porque no nos lo creemos».

El año pasado, en 2019. el ganador de la cesta de la Venta El Pan fue un padre de familia con discapacidad de Las Cabezas. Decidió quedarse con el piso de Chipiona, poner en venta su vivienda en Las Cabezas y comprar otra nueva en el pueblo. El resto de artículos los repartió entre sus familiares.

                                                                             Fuente: La Voz de Cádiz