13/04/2020

Las rebajas solicitadas para sectores claves en Sevilla, como el olivar, la aceituna, el algodón o el cítrico no han sido atendidas.

Junta de Andalucía - Carmen Crespo pide “altura de miras” a todas ...

Tras analizar la orden del Ministerio de Hacienda publicada en el BOE el pasado 9 de abril por la que se reducen los módulos de IRPF, la delegada territorial de Agricultura de la Junta de Andalucía, María Isabel Solís, ha calificado de “claramente insuficiente” las rebajas contempladas por lo que se “recrudece la ya difícil situación que atraviesan los agricultores y ganaderos de la provincia de Sevilla por la crisis sanitaria del coronavirus”. Tal como ya hizo la Consejera el pasado día 9, María Isabel Solís reprocha al Gobierno de Sánchez su “falta de sensibilidad” ante la “asfixia” del sector agrario, que tiene que hacer frente ahora al pago de estos impuestos “tras haber sufrido una caída de ingresos que, en algunos casos, llega hasta del cien por cien”.

La delegada provincial insiste en que la orden de reducción de módulos de IRPF publicada el 9 de abril en el BOE vino precedida por una reiterada reclamación de rebaja fiscal por parte de la Consejería de Agricultura y recogida en un exhaustivo informe remitido al Gobierno el pasado mes de febrero. Un documento donde se recoge los daños ocasionados en diferentes producciones agrícolas y ganaderas a lo largo de 2019 por adversidades meteorológicas, la crisis de precios, la imposición de aranceles o la disminución en un 8,6% de la renta agraria.

Así, en dicho informe se exponía la situación delicada por la que está pasando el sector del Olivar y la aceituna de mesa, un cultivo  muy importante en la provincia de Sevilla, que genera una gran cantidad de mano de obra y que tan duramente ha sido castigado por los aranceles de EEUU. Por ello, la Junta de Andalucía pedía una reducción del 100% mientras que al final los módulos han quedado en un 50%. Por ello, tan solo en algunos términos municipales de la provincia los coeficientes que se aplicarán son del  0,09%.

Otro sector importante dentro de nuestra provincia es el de los cítricos, donde se solicitaba una reducción del 0,26 al 0,07% aunque el gobierno de Pedro Sánchez ha decidido aplicar el 0,18%, todo ello en una situación muy crítica en la se va necesitar liquidez por parte de los agricultores  para salir adelante. 

Tampoco se ha decidido aplicar  ningún tipo de reducción en los coeficientes de  módulos del IRPF  en nuestra provincia para los cultivos  algodón, el almendro o la uva de mesa.

En otras  actividades agrarias en las que las rebajas decretadas por el gobierno central han sido mínimas y quedan muy lejos de las señaladas por la Junta de Andalucía es el  sector arrocero,  en el que se solicitaba por el gobierno Andaluz un coeficiente del   0,16  y  la orden ministerial  aplica un 0,22, o  el sector de la ganadería y para el que la Junta de Andalucía había solicitado una reducción del 40% y para el que se pasa de un 0,20 a un pírrico  0,18.

Junto a la consejera Carmen Crespo, la delegada territorial de Agricultura María Isabel Solís considera que ante la solicitud de rebaja de la Junta de Andalucía “El Gobierno tenía la oportunidad de actuar con justicia y solidaridad con los miles de agricultores y ganaderos que se levantan cada día para garantizarnos alimentos de calidad pese al riesgo que esto supone para sus familias, en cambio ha optado por mantener la presión fiscal”.

Por último, la delegada territorial lamenta la incomprensión por parte del Gobierno ya que el sector agrario sevillano se está enfrentando al impacto del coronavirus después de todo un año 2019 de pérdidas e incertidumbre por la crisis de los precios, la imposición de aranceles, los daños causados por temporales y la competencia desleal de los productos procedentes de terceros países. “Resulta incomprensible -finaliza- que el Gobierno deje de atender la llamada de auxilio de sectores como el hortícola, afectado gravemente por la DANA del año pasado, o el del olivar, que sufre especialmente el impacto de la sequía”.