15/04/2021 - www.TrebujenaDigital.es 

Daniel Sánchez subraya “el compromiso del Gobierno andaluz con la protección de la especie de pato más amenazada de Europa”

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha soltado recientemente 34 ejemplares de cercetas pardillas en la provincia de Cádiz, en concreto, 26 en la laguna de Medina y 8 en las marismas de Trebujena. El delegado territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Daniel Sánchez, ha participado en la liberación de estas aves en la Laguna de Medina y ha subrayado “el compromiso del Gobierno andaluz con la protección de especies en peligro de extinción”. Asimismo, ha recordado que “ésta es la especie de pato más amenazada de Europa”.

 

Daniel Sánchez ha resaltado “la relevancia de estas sueltas, dada la grave situación de esta especie en España”, y ha insistido en que “Andalucía es fundamental para la conservación de estas aves, así como nuestra provincia”. Además, ha insistido en la apuesta de esta Consejería “por la protección de nuestra biodiversidad”.

Por otra parte, el delegado de Desarrollo Sostenible también ha incidido en “la riqueza de los espacios naturales de la provincia de Cádiz, que son hábitat de una abundante avifauna”.

La suelta de ejemplares se enmarca en un proyecto LIFE en el que participa la Junta de Andalucía centrado en la cerceta pardilla, una iniciativa que persigue mejorar el estado de conservación de 3.000 hectáreas de humedales para revertir el riesgo de extinción de esta ave. Este proyecto para proteger a la cerceta pardilla, coordinado por la Fundación Biodiversidad, cuenta también con la cooperación de la Generalitat Valenciana, el Gobierno de la Región de Murcia, SEO/BirdLife y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE).

La labor que está desarrollando el Gobierno andaluz para proteger a la cerceta pardilla contempla, entre otras acciones, el desarrollo de un programa de cría y el refuerzo de las poblaciones silvestres mediante la liberación de aves nacidas en cautividad.

Estas sueltas se llevan a cabo en Andalucía tanto en localidades históricas de la especie como en otras potencialmente adecuadas para la liberación y expansión de los ejemplares.

Para el desarrollo de este tipo de actuaciones que se realizan en distintas provincias andaluzas se construye una jaula de suelta en la que se introducen las parejas de cerceta pardilla, procedentes de la Reserva Natural Concertada Cañada de los Pájaros ubicada en la provincia de Sevilla, donde se desarrolla un programa de cría en cautividad de especies amenazadas.

La instalación de jaulones de aclimatación en las orillas de la laguna permite la adaptación progresiva de los ejemplares a la zona donde se produce la liberación, donde han permanecido una semana recibiendo alimento a diario por parte de los técnicos de esta Consejería.

Las aves están marcadas con anillas que permiten su seguimiento a distancia y algunas de ellas están equipadas con un dispositivo de seguimiento remoto (emisor satélite) que hace posible conocer su movimiento. De este modo, el Gobierno andaluz podrá contar con información relativa a sus patrones de desplazamiento y al uso que realizan de los distintos humedales.

Protección de una especie en peligro

Esta Consejería vela por la protección de esta especie en peligro de extinción. La cerceta pardilla es un pato de pequeñas dimensiones que nidifica en España, principalmente en dos núcleos: las marismas del Guadalquivir y los humedales del sur de Alicante. Hasta la mitad del siglo XX, esta ave acuática era el pato más abundante de las marismas del Guadalquivir y se contaban las parejas reproductoras por miles.

Sin embargo, amenazas como la degradación de los humedales y la caza ilegal han contribuido a llevar a esta especie al borde de la extinción. En 2018 fue declarada como ‘especie en situación crítica en España’.

En cuanto a las zonas húmedas seleccionadas en la provincia para estas sueltas, la laguna de Medina pertenece a las reservas naturales Lagunas de Cádiz, que han constituido históricamente un área de dispersión postnupcial de las poblaciones de la marisma del Guadalquivir y, por ello, un área potencial de expansión de la especie que podría favorecer la conexión de estas poblaciones con las de Andalucía oriental y el Levante.

En lo que respecta a las marismas de Trebujena, la liberación de ocho cercetas pardillas en un área muy próxima al río Guadalquivir no ha precisado jaula de aclimatación y se ha realizado en colaboración con la asociación Salarte (Fondo para la Custodia y Recuperación de la Marisma Salinera) y WWF España. La liberación de estas parejas de cerceta pardilla puede contribuir a afianzar un nuevo pequeño núcleo reproductor de esta especie emblemática de las marismas del Guadalquivir.