13/05/2021 - www.TrebujenaDigital.es 

El alcalde, Jorge Rodríguez, se alegra del paso dado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry, que obedece a una reivindicación histórica del sector vitivinícola

El Ayuntamiento de Trebujena muestra su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre todas las organizaciones representadas en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry, Manzanilla de Sanlúcar y Vinagre de Jerez para desbloquear la revisión de los pliegos de condiciones, lo que permitirá a Trebujena convertirse en zona de crianza de vinos del Marco de Jerez.

El alcalde de Trebujena, Jorge Rodríguez, se alegra enormemente de la decisión adoptada por las organizaciones profesionales del vino, que acercan al municipio trebujenero a ser reconocido como zona de crianza, “un derecho histórico que llevamos peleando muchos años”, recuerda.

 

En el acuerdo alcanzado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry, Manzanilla de Sanlúcar y Vinagre de Jerez, las organizaciones del vino se comprometen a avanzar en la actualización de los pliegos de condiciones de las denominaciones de origen, un trámite paralizado hace tiempo. Las organizaciones avalan que se equiparen las zonas geográficas en una única zona de producción y crianza, abriendo la puerta a la crianza de vinos con denominación de origen del Marco de Jerez en Trebujena, y no sólo en Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María, como hasta ahora.

“A Trebujena se la va a reconocer como zona de crianza, lo que significa mucho para nuestro pueblo”, sostiene el alcalde, Jorge Rodríguez, que felicita a los miembros de las cooperativas, al Consejo Regulador por el acuerdo alcanzado, y a todo el Marco de Jerez, “porque esta medida beneficia a la inmensa mayoría del sector vitivinícola”.

“Tenemos que estar satisfechos”, incide Jorge Rodríguez. “Estoy convencido de que 2021 será el año definitivo del reconocimiento de Trebujena como zona de crianza”. Con este paso dado por el Consejo Regulador, el municipio está más cerca de convertirse en zona de crianza, y no sólo de producción, como hasta ahora, una incongruencia histórica contra la que el Ayuntamiento y el sector vitivinícola trebujenero lleva años luchando para revertir.